El derecho a la educación

Los niños representan casi la mitad de la población en situación de pobreza del mundo y suelen verse más afectados por la pobreza que los adultos.

Ser privado de la educación disminuye la capacidad de desarrollar el potencial y menoscaba las oportunidades de encontrar un trabajo digno en el futuro.

La falta de acceso a la educación suele ir acompañada de una alimentación insuficiente. Una ingesta nutricional inadecuada expone a sufrir un retraso en el desarrollo cognitivo, lo que impide el éxito educativo y profesional.

Las consecuencias de la falta de educación son, pues, devastadoras y hacen mella en los niños y niñas vulnerables, en las generaciones futuras y en las sociedades.

La educación es un derecho humano y la clave para el desarrollo sostenible. NPH ofrece a los niños y niñas sin recursos.

La educación es una prioridad para NPH, que pone en práctica el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 de la ONU: brindar una educación de calidad.

Educación en América Latina

En América Latina y el Caribe, el 22% de los niños no están matriculados en educación secundaria superior. En Guatemala y Honduras más del 50%. Según los datos del estado mundial de la infancia de la ONU, la tasa de finalización de la educación primaria en Haití no supera el 49% para los niños y el 58% para las niñas.

La pobreza y la negación del derecho del niño a la educación van de la mano. Según UNICEF, en los países en los que NPH está presente, el porcentaje de niños y jóvenes que experimentan la pobreza infantil oscila entre el 37,6 % en México (2010) y el 79,9 % en Guatemala (2006).

Educación en NPH

Desde el principio, NPH ha brindado una educación holística que ayuda a los niños y jóvenes vulnerables a crecer en mente, cuerpo y espíritu. Las escuelas de NPH se esfuerzan por llevar a cabo la visión del Padre Wasson, quien dijo: «La educación sacará a mis hijos de la pobreza en la que nacieron».

Niñas haitianas en una escuela de NPH
Niñas haitianas en una escuela de NPH

Un enfoque personalizado e inclusivo

Al contemplar las distintas necesidades de aprendizaje de los estudiantes, NPH garantiza que niños y niñas de cualquier condición accedan a la educación. Adopta un enfoque personalizado e inclusivo que reconoce las dificultades del pasado y las transforma para que los estudiantes desarrollen su potencial único y se sientan capaces.

7,058 niños y niñas matriculados en educación a través de NPH

NPH ofrece 3700 becas educativas para que niños y niñas de la comunidad con bajos ingresos asistan a la escuela. Y un número mayor de niños y jóvenes que viven en hogares de NPH asisten a la escuela, desde el jardín de infancia hasta la universidad y/o la escuela vocacional. Lee más acerca de nuestro programa de becas universitarias.

Las niñas y los niños son iguales en NPH

Todas las niñas y jóvenes de nuestros centros educativos tienen las mismas oportunidades que los niños de terminar su educación secundaria y asistir a la universidad. En NPH son educados como iguales y se les anima a cultivar y perseguir sus sueños.

Logros de las chicas

Dado que el empoderamiento de mujeres es un componente clave del trabajo de NPH, el éxito de las niñas y jóvenes habla por sí mismo: el 50 % de los jóvenes de NPH que obtuvieron una certificación en talleres vocacionales son mujeres. El 55 % de nuestros graduados de secundaria son niñas, el 45 % de nuestros graduados universitarios son mujeres, y esos números crecen cada año. Actualmente, tenemos 187 mujeres jóvenes estudiando en universidades de América Latina.

Bajas tasas de abandono

La tasa de abandono de alumnos becados en escuelas de NPH es baja en comparación con la de las escuelas públicas. Con el apoyo a las familias, seguimiento y tutorías, los niños y jóvenes de comunidades vulnerables permanecen en la escuela y prosperan en sus estudios. Las becas comunitarias solo se otorgan si los padres se comprometen a que sus hijos vayan a la escuela y no se saltarán las clases en época de cosecha, por ejemplo, o por tener que trabajar para generar ingresos para la familia.

El enfoque único de educación de NPH

NPH representa una familia de por vida para los niños que están bajo nuestro cuidado. Llegar a la edad adulta no es el final de su relación con NPH. La educación que les ofrecemos se ajusta a sus necesidades y capacidades. Casi todos aprenden un oficio en talleres vocacionales localizados en los hogares de NPH. Si tienen la voluntad y capacidad, además, los animaremos a entrar en la universidad y les apoyaremos durante sus estudios universitarios hasta que encuentren un trabajo digno que les permita vivir de forma autónoma. Pero siempre estarán vinculados a NPH como hermanos mayores.

La educación en el contexto social

Cuando los niños no pueden ir a la escuela, se ven privados de algo más que educación. Sin tiempo escolar estructurado, los niños pierden su rutina y no pueden socializar con sus amigos. Algunos dependen de los programas de alimentación escolar y, por lo tanto, se perderán la que puede ser su única comida nutritiva del día. Además de aumentar su exposición a la desnutrición, no asistir a la escuela significa que los niños están más expuestos a sufrir peligros, como: el trabajo infantil, la trata, el embarazo adolescente, la explotación, el abuso sexual y otras formas de violencia o la incursión en bandas de delincuencia juvenil.

La educación acompañada de la atención médica y de la nutrición

Los niños que asisten a las escuelas de NPH reciben atención médica y educación en salud. También se benefician de comidas y refrigerios nutritivos. Para algunos la comida brindada en la escuela será la única comida nutritiva que recibirán al día ya que sus familias no siempre tienen los medios para proporcionarles una ingesta continuada.

Necesitamos tu apoyo

Ayúdanos a continuar brindando una educación de calidad para nuestros niños y niñas en los 9 países de América Latina y el Caribe donde estamos presentes.

Un socio colaborador / Organizaciones colaboradoras

¿Estás interesado, tú o tu organización, en invertir en educación para niños y niñas vulnerables en América Latina? Somos una organización rigurosa y de confianza, abalada por más de 65 años de intervención en Latinoamérica y reconocida por Naciones Unidas como Organización Afiliada de la Sociedad Civil en la consecución de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Infórmate cómo tu organización puede colaborar con la Fundación NPH o contacta con nosotros.

Fuentes

Temas relacionados

Becas universitarias