6 Hermanos Luchando Por Sus Sueños

La familia Mux Cumez consta de 6 hermanos de entre 10 y 21 años de edad. En 2014 ingresaron al programa residencial de NPH Guatemala, sus padres estaban intentando emigrar a Estados Unidos para encontrar un futuro mejor, su hermano mayor no tenía los recursos necesarios y el objetivo era mantener a los hermanos juntos. Para cubrir las necesidades de la familia y ofrecer un hogar se unieron a la familia de NPH.

En la última década, la migración de latinos a Estados Unidos ha estado creciendo, la necesidad de encontrar mejores oportunidades y huir de la violencia son un motivador para los millones de latinos que emprenden un viaje peligroso e incierto para llegar a EE.UU. Esta situación además ha creado un negocio paralelo con grupos y bandas que explotan la necesidad de estas personas con la promesa de ayudarles a entrar en el país.

Con la perspectiva de poder apoyar a su familia fue que los padres de esta familia intentaron varias veces emprender el viaje con ayuda de “coyotes”, quienes pueden cobrar 10.000 dólares o más por persona. Lo que sucede en muchas situaciones es que los migrantes que consiguen entrar son devueltos por el gobierno estadounidense a sus países, dejando además a estas personas con una deuda insufrible. Durante este periodo, los hermanos Mux Cumez quedaron al cuidado del hermano mayor, Alvaro, quien en contacto con la procuraduría de la niñez de Guatemala vieron la posibilidad de apoyarlos en el programa residencial de NPH Guatemala.

Los hermanos en 2014 tras ingresar en el programa residencial de NPH Guatemala

Ingresar a NPH en 2014 fue una transición para todos los hermanos, “eran tímidos” recuerda uno de los cuidadores. Josue, que por aquel entonces solo tenía 1 año, fue el que más rápido se adaptó. “Son unos hermanos muy luchadores tanto en la escuela como en sus logros personales” recuerda la trabajadora social.

En 2019 el equipo de UnaFamilia Unida de NPH Guatemala, tras evaluar y consultar con los hermanos, consideró reintegrarlos con la familia de nuevo. UnaFamilia Unida es el programa de reintegración familiar de NPH, que apoya niños y niños para que vuelvan a vivir con sus familias mientras mantienen el apoyo y ayuda de NPH para que puedan alcanzar todo su potencial. Durante su estancia en NPH Guatemala, los hermanos siempre mantuvieron contacto con sus dos hermanos mayores, quien los visitaban siempre que era posible, por eso se avaluó la posibilidad de reintegrarlos.

Los hermanos con la trabajadora social de NPH en su casa.

Fue muy emotivo volver a tener a mis hijos todos juntos en casa” – explica la madre – “ha sido una etapa difícil para mí, pero estoy muy agradecida con NPH por acogerlos con tanta compasión, darles la oportunidad de estudiar y todo lo que nosotros no podíamos ofrecerles. Mi mayor sueño es que mis hijos sigan estudiando, se gradúen y cumplan sus sueños.

Fue una gran sorpresa volver a ver a mis padres, no los había visto durante años, pero estoy muy contento de que estén de vuelta y poder vivir con ellos y mi hermano” – explica Oliver, uno de los hermanos.

La familia Mux Cumez junto a su madre y su hermano Alvaro en 2021

DESCUBRE LA GRADUACIÓN DE DOS DE LOS HERMANOS EN 2023

Desde 2019 los hermanos viven con sus padres en la localidad de San Andrés Itzapa, un pueblo rural encantador, a escasos 15 minutos en camioneta de nuestro centro Casa San Andrés, en NPH Guatemala. La familia todavía está bajo el programa UnaFamilia Unida y los hermanos reciben apoyo de NPH con becas educativas, transporte, revisiones médicas periódicas y apoyo de salud. De esta manera, esta familia puede mantenerse unida y cubrir los derechos básicos con el apoyo permanente de NPH, quien además los visita regularmente para seguir ofreciendo su ayuda de una manera sostenible.

En 2023 dos de los hermanos se graduaron, un logro increíble y merecido de esta familia de hermanos luchadora. Álvaro, el hermano mayor, nos explicaba la primera semana de 2024 que habían pasado una Navidad muy bonita, con muchas festividades, y nos actualizaba con orgullo de sus hermanos. Esdras le gustaría estudiar enfermería, aunque todavía le quedan dos años para cumplir la mayoría de edad y poder matricularse, está muy entusiasmado con la idea. Dani, otro de los hermanos, empezará este año bachillerato, ya que quiere estudiar para ser profesor de educación física. Rosalin, ingresa en la universidad para estudiar turismo y hostelería. Álvaro, por su parte, está finalizando las etapas para finalizar derecho y defender su tesis, carrera que ha combinado con trabajos y esfuerzo para asegurarse de que sus hermanos pudieran tener un hogar estable donde volver.

Alvaro junto 3 de sus hermanos en diciembre 2023

Artículos relacionados