Carta de navidad

Apreciados amigos y amigas,

La navidad ha llegado a nuestras vidas un año más, y en estos momentos, me viene a la mente una preciosa historia que sucedió hace poco tiempo en NPH.

La historia gira en torno a una niña, María, que creció en nuestro programa de abrigo y protección en México. En un viaje que realizó en autobús público en San Diego, se cruzó con una mujer y empezaron a hablar. Mientras conversaban de dónde eran, María le explicó que había crecido en un hogar de niños en México. La mujer respondió como ella precisamente había apoyado un hogar de niños en México a través de su parroquia, donando entre otros, una gran cantidad de pijamas. A María se le aceleró el corazón pues cuando ella era pequeña, mientras vivía acogida en NPH, recibieron unos pijamas preciosos que impactaron su navidad en NPH, así que le preguntó si podía describirle los pijamas que habían donado en la comunidad. María supo de inmediato que los pijamas que recibieron esa navidad eran precisamente los que esta mujer y su iglesia habían regalado al hogar de México en el que ella había crecido. El hogar de Nuestros Pequeños Hermanos México.

Aquel día, cuando llegaron los pijamas, el hogar de NPH México estaba ubicado en Alcolman, cerca de la Ciudad de México, a una altitud de más de 2250 metros. Las temperaturas, eran particularmente bajas en los meses de invierno y hacía mucho frío en el hogar, así que María y el resto de niñas del hogar de NPH recibieron los pijamas con una alegría inmensa, y esa navidad y las siguientes, pudieron encontrar el calor de la navidad en esos pijamas donados cuando apenas tenía 7 años. Espontáneamente, tomó la mano de la mujer y le dijo: “Yo fui una de las niñas que recibió tu pijama. Nunca sabrá el maravilloso regalo que usted y su parroquia nos dieron, salvándonos del frío y también brindando calor a nuestros corazones. Recuerdo este regalo especial a menudo y los recuerdos aún crean alegría de pura gratitud en mi corazón. ¡Gracias!»

Al escuchar esta historia, dos cosas nos llaman la atención. La primera, es que, a menudo, las personas que colaboran con la fundación NPH no son conscientes del verdadero impacto que tienen sus apoyos en los niños, jóvenes y familias que atendemos. No todo el mundo tiene la oportunidad de visitarnos en América Latina y comprobar el bien que hacen con sus aportaciones y su compromiso. Y segundo, aun cuando tienen la oportunidad de visitarnos en América Latina, es posible que nunca sepan qué tan profundo es el impacto que han generado en las vidas de los niños a los que acompañamos.

Todo acto de bondad se convierte en una forma de dignificar las vidas de miles de niños y jóvenes que atendemos en comunidades empobrecidas de América Latina y un apoyo para que puedan seguir luchando por su futuro, mejorando las precarias condiciones de vida de las que proceden. Entre todos, contribuimos a ayudar a que las familias permanezcan unidas, evitando que se rompan y necesiten de programas alternativos de cuidado infantil.
      
Te dese0 una muy feliz navidad y te animo a contribuir con un pequeño gesto, a dignificar las vidas de niños, jóvenes y familias que atendemos desde la fundación NPH, año tras año. Tener siempre presente, que tu apoyo tiene un impacto profundo e inmediato en las vidas de niños, niñas y jóvenes a los que servimos.

Firma de Xavier

Xavier Adsarà

Director fundación NPH
Presidente NPH Europa

La Fundación NPH recibe un premio solidario para seguir desarrollando su labor humanitaria

  • El Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI, impulsado por el Banco Sabadell, ha seleccionado a 29 entidades sociales, entre ellas la Fundación NPH, como beneficiarias de un total de 340.000 euros para seguir ayudando a los más vulnerables.
  • Estas ayudas, destinadas anualmente por la organización financiera, se derivan de una parte de la comisión de gestión que genera.
  • Algunas de las entidades escogidas este año han sido la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos, Cáritas Española, la Fundación Educativa San José de Cluny o Manos Unidas, entre otras.

Octubre de 2022.- La Fundación NPH ha recibido un premio solidario del Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI, impulsado por el Banco Sabadell para apoyar a las organizaciones sociales en su labor de ayuda humanitaria, que desarrollan con el fin de disminuir las desigualdades entre los más vulnerables.

En el acto de entrega de las donaciones, que ha tenido lugar en el Auditorio de Banco Sabadell, en Madrid, un total de 29 entidades, nacionales e internacionales, y varias de ellas de inspiración cristiana, han sido seleccionadas como beneficiarias de las ayudas que la organización financiera destina anualmente a través de una parte de la comisión de gestión que genera, que este año ha llegado a la cifra de los 340.000 euros.

Al recoger el reconocimiento, Xavier Adsarà, director de la Fundación NPH y actual presidente de NPH Europa, ha destacado que “este tipo de ayudas son indispensables para que nuestras organizaciones puedan seguir trabajando en la lucha contra las carencias estructurales que sufren muchas de nuestras sociedades, y que afectan especialmente a los más vulnerables: los niños”. En una línea similar, Adsarà ha sostenido que, “teniendo en cuenta el contexto actual, en que el nivel de inflación es el más alto de los últimos 40 años, la brecha de la desigualdad va a acentuarse exponencialmente, y con ello muchas más personas van a necesitar de la ayuda de entidades como NPH”.

Más de 200 peticiones presentadas

Pese a que anualmente se presentan más de 200 peticiones para acceder a estas ayudas para causas solidarias, solo entre 25 y 30 proyectos pueden ser atendidos. Este año, algunas de las entidades escogidas han sido la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos, Cáritas Española, Cáritas Diocesana de Oviedo, la Fundación Educativa San José de Cluny, la Fundación Hogar Santa Lucía, el Centro de Acogida San Juan de Dios de Málaga, Manos Unidas, la Fundación Benito Menni o la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos, entre otras.

Sobre la Fundación NPH

La Fundación Nuestros Pequeños Hermanos nació en 1954 cuando un niño fue arrestado por robar la caja de limosnas de una parroquia en Cuernavaca (México). Uno de los sacerdotes, el estadounidense William Wasson, no estuvo dispuesto a presentar cargos contra él, así que decidió pedir su custodia. Una semana después, un juez le encomendó el cuidado de ocho muchachos desamparados más y, a finales de año, el número de pequeños a los que dedicaba su tiempo ya se había multiplicado por cuatro. Y de esta iniciativa nació la Fundación, que este año celebra su 67 aniversario, habiendo asistido en 2021 a más de 100.000 niños en nueve países de América Latina (México, Honduras, Haití, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Perú y Bolivia). Actualmente, dispone de una red formada por 9 hogares de acogida y 17 oficinas de captación de fondos –estas últimas repartidas por tres continentes– que hacen más llevadera la realidad de un total de 3.000 niños. https://fundacion-nph.org/

Para más información o entrevistas, puedes contactar con ATREVIA:
Ainhoa Leyton
[email protected]
Tel. 667 631 681

La Fundación NPH impulsa un centro familiar comunitario en Guatemala para 500 niños en riesgo de exclusión social

  • El proyecto ofrece un programa de prevención y atención comunitaria para familias vulnerables de un distrito conflictivo de la ciudad de Chimaltenango, a través de servicios de cuidado infantil, tutorías, reforzamiento escolar, empoderamiento y rehabilitación.
  • La iniciativa, una réplica de un programa ya existente en Honduras, incluye cuatro planes integrales: Desarrollo Familiar, Educación, Salud y Nutrición y Empoderamiento Comunitario.
  • El distrito en que se va a instaurar el centro familiar comunitario está en una zona urbana y marginal con niveles de delincuencia muy elevada, así como con hambruna, embarazos prematuros y dificultad de acceso a protección infantil.

Octubre de 2022. – La Fundación NPH ha puesto en marcha un centro familiar comunitario para el desarrollo de familias vulnerables en la zona 2 de Chimaltenango, Guatemala, con el fin de contribuir a la protección y garantía de los derechos de niñas y niños en riesgo de exclusión social. El proyecto ofrece un programa de fortalecimiento integral de la familia que abarca la prevención y atención comunitaria de la población en situación de vulnerabilidad del distrito, a través de servicios de cuidado infantil, tutorías, reforzamiento escolar, empoderamiento y rehabilitación.

La iniciativa, una réplica de un programa ya existente en Honduras, acogerá el reacondicionamiento de un edificio de dos plantas de este distrito conflictivo y brindará cuatro programas integrales – Desarrollo Familiar, Educación, Salud y Nutrición y Empoderamiento Comunitario –, dirigidos a una población indígena de unos 500 beneficiarios altamente vulnerables. En aras de dar a conocer el proyecto, la Fundación ha organizado un concierto benéfico en la sala Luz de Gas de Barcelona, cuya recaudación irá íntegramente destinada al impulso de la iniciativa.

En palabras de Xavier Adsarà, director de la Fundación NPH y actual presidente de NPH Europa, “a través de este proyecto fortalecemos la educación de niñas y niños para que aprovechen sus oportunidades educativas mediante un programa de refuerzo escolar, además de fomentar la autonomía de jóvenes con discapacidad, para que ellos y su familia tengan una mejor calidad de vida gracias a un buen diagnóstico, tratamiento, nutrición e integración comunitaria”. En la misma línea, Adsarà ha sostenido que “la iniciativa también va dirigida a impulsar el empoderamiento de la comunidad, por medio de encuentros y formaciones destinados a evitar la entrada de adolescentes a “maras”, la violencia intrafamiliar o los embarazos prematuros”.

Chimaltenango: una de las ciudades más pobres de Guatemala

Guatemala es un país centroamericano que ha sufrido las consecuencias de una guerra civil que duró más de 36 años, dejando al país con enormes problemas sociales, económicos y espirituales. Estas insuficiencias estructurales han provocado altos índices de violencia y corrupción en el sector público y privado, que perpetúan el ciclo de pobreza del 65% de la población.

En el caso del municipio de Chimaltenango, a 56 km de la capital, el 65% de la ciudadanía, que supone alrededor de unas 174.000 personas, tiene menos de 24 años, presenta un bajo nivel educativo y vive en extrema pobreza, convirtiéndose en una de las ciudades con mayor tasa de pobreza de Guatemala. Además, el distrito en que se va a instaurar el centro familiar comunitario está en una zona considerada roja, es decir, una zona urbana y marginal con niveles de delincuencia muy elevada, así como con problemas asociados a una situación de alta vulnerabilidad, como hambruna, embarazos prematuros y dificultad de acceso a protección infantil. 

Sobre la Fundación NPH

La Fundación Nuestros Pequeños Hermanos nació en 1954 cuando un niño fue arrestado por robar la caja de limosnas de una parroquia en Cuernavaca (México). Uno de los sacerdotes, el estadounidense William Wasson, no estuvo dispuesto a presentar cargos contra él, así que decidió pedir su custodia. Una semana después, un juez le encomendó el cuidado de ocho muchachos desamparados más y, a finales de año, el número de pequeños a los que dedicaba su tiempo ya se había multiplicado por cuatro. Y de esta iniciativa nació la Fundación, que este año celebra su 67 aniversario, habiendo asistido en 2021 a más de 100.000 niños en nueve países de América Latina (México, Honduras, Haití, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Perú y Bolivia). Actualmente, dispone de una red formada por 9 hogares de acogida y 17 oficinas de captación de fondos –estas últimas repartidas por tres continentes– que hacen más llevadera la realidad de un total de 3.000 niños. http://www.nph-spain.org/

Para más información o entrevistas, puedes contactar con ATREVIA:

Ainhoa Leyton

[email protected] Tel. 667 631 681

La Fundación NPH impulsa un programa de lectoescritura para niños vulnerables de Honduras

  • El proyecto logopédico está dirigido a niños, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo de comunidades asociadas a NPH Honduras con dificultades a la hora de leer y escribir adecuadamente.
  • Esta iniciativa pretende garantizar el acceso, así como mejorar y potenciar la lectoescritura, en estudiantes de 2º a 9º grado con un nivel inferior al de su grupo base, y a su vez potenciar la formación del personal docente en dicha área.

XX de julio del 2022. – La Fundación NPH ha impulsado un programa de lectoescritura para ayudar a estudiantes de Honduras con dificultades a la hora de leer y escribir adecuadamente. El proyecto logopédico, que forma parte de un plan de formación integral para cubrir las necesidades en las áreas de habla, lenguaje, comunicación, deglución y aprendizaje, está dirigido a niños, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo de comunidades asociadas a NPH Honduras.

La impulsora de la iniciativa, Alicia Grunig, ha señalado que “en países en vías de desarrollo, como Honduras, la población tiene difícil acceso a la asistencia logopédica, por cuanto es una disciplina muy reciente, hasta el punto de que sus primeros estudiantes universitarios todavía no han sido graduados”. En esta línea, Grunig ha afirmado que “habilidades como la lectoescritura, el lenguaje o la deglución son indispensables para el desarrollo del individuo, tanto en el ámbito personal como en el social, y conllevan un alto impacto en la calidad de vida de las personas, especialmente de las más vulnerables”.

Mejora de la lectoescritura en los jóvenes

El programa tiene la finalidad, por un lado, de garantizar el acceso, así como mejorar y potenciar la lectoescritura, en estudiantes de NPH Honduras. Por el otro, de facilitar programas de formación y herramientas profesionales al personal docente para potenciar su formación en dicha área. La iniciativa se ha implementado en el Rancho Santa Fe, en la escuela CEB del Rancho Santa Fe y en el Centro Familiar de San José, y cuenta con 88 personas escolarizadas de 2º a 9º grado, de un cribado inicial de 112, que pasaron a formar parte del programa tras presentar un nivel de lectoescritura inferior al de su grupo base.

Este proyecto consta de varias aplicaciones: un cribado inicial que se realizó de febrero a marzo de 2021 y su consiguiente evaluación final, un año más tarde; la intervención directa, individual o grupal, a estudiantes que presentan dificultades en la lectoescritura; la intervención indirecta, en la que se realizan sesiones de formación sobre el aprendizaje de la lectoescritura y el asesoramiento de casos al personal docente de la escuela; y la aplicación del método Glifing, un programa informático que mejora la fluidez y la comprensión lectora, desarrollado en la escuela y en los hogares del Rancho Santa Fe.

Sobre la Fundación NPH

La Fundación Nuestros Pequeños Hermanos nació en 1954 cuando un niño fue arrestado por robar la caja de limosnas de una parroquia en Cuernavaca (México). Uno de los sacerdotes, el estadounidense William Wasson, no estuvo dispuesto a presentar cargos contra él, así que decidió pedir su custodia. Una semana después, un juez le encomendó el cuidado de ocho muchachos desamparados más y, a finales de año, el número de pequeños a los que dedicaba su tiempo ya se había multiplicado por cuatro. Y de esta iniciativa nació la Fundación que este año celebra su 67 aniversario habiendo asistido en 2021 a más de 100.000 niños en nueve países de América Latina (México, Honduras, Haití, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Perú y Bolivia). Actualmente, dispone de una red formada por 9 hogares de acogida y 17 oficinas de captación de fondos – estas últimas repartidas por tres continentes – que hacen más llevadera la realidad de un total de 3.000 niños.

Para más información o entrevistas, puedes contactar con ATREVIA:
Ainhoa Leyton
[email protected]
Tel. 667 631 681

Concierto benéfico para Guatemala

Apoya la educación de niños vulnerables

Te invitamos a un concierto de la Fundación NPH a beneficio de la educación de niños vulnerables en Chimeltenango, Guatemala.

El grupo Comeback en un concierto

Evento

Concierto benéfico de rock internacional, música años 80. Grupo Comeback.

Dónde

Sala Luz de Gas, Barcelona, C/ de Muntaner, 246

C/ de Muntaner, 246, 08021 Barcelona, Spain

Cuándo

5 de octubre, miércoles, a las 20.30

Objetivo

Recaudar 10.000€ para garantizar la educación de 300 niños desde el primer centro familiar comunitario de NPH en Chimaltenango, Guatemala. ¡Conociendo el proyecto te vas a entusiasmar!

El jueves, 6 de octubre, representantes de la Fundación NPH y padrinos, socios y donantes viajan a Guatemala, entregarán los fondos recaudados visitando el proyecto. Compartiremos imágenes y videos.

Cómo adquirir entradas

P.V.P.: 15€

Llamar al teléfono 934342029 o al 639153153 o mandar un email a [email protected]
Banco: Caixabank ES21 2100 0850 120200429048

P.S. Y aunque no vengas al concierto, ¡comprando unas entradas haces tu aporte a la educación de niños vulnerables en Guatemala!

¡Apúntante al torneo de padel!

Apoyar a niños vulnerables de República Dominicana

El IV torneo de padel solidario, a favor de niños vulnerables de República Dominicana, toma lugar el 17 de setiembre en el Club de Natación de Terrassa, desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

Hay partidas de todas las categorías, desde principiantes hasta avanzados.

El precio de entrada es de 16 euros, o 13 euros para socios del club.

Garantizamos un mínimo de 5 partidas.

Cómo inscribirte

Llama a Albert: 674060442 o a Jordi: 607405139 para inscribirte o pedir más informaciones.

¡Hay premios para los ganadores, comida y bebidas y música durante todo el día!

Pasos Pequeñitos – con RTVE

Pasos Pequeñitos es un programa comunitario de día de NPH, que acoge, cuida y protege a niños vulnerables hasta los 12 años de edad. Sus madres solteras tienen grandes dificultades para sobrevivir en Tegucigalpa. No pueden cuidar de sus hijos porque deben trabajar si quieren conservar sus precarios empleos.

niños con cuidadoras
Niños con cuidadoras en centro de Pasos Pequeñitos

El espiritu de NPH está muy presente en el centro. Los niños reciben todas las atenciones educativas, médicas, y nutricionales, y el cariño, seguridad y proteccion por parte de los educadores.

Pasos Pequeñitos tiene capacidad para acoger a un máximo de 20 niños entre las 6:30 y las 17 horas. Es el único centro de estas características en Tegucigalpa. Con 15€/mes puedes ser socio de Pasos Pequeñitos,  y con una donación de 120 €, puedes apoyar a este maravilloso programa comunitario enfocado a apoyar a los hijos vulnerables de madres solteras.

Ser ejemplo – con Jairo Estrada y RTVE

Cuando los niños y jóvenes de NPH Honduras se sienten preparados para afrontar una vida independiente fuera del hogar rancho Santa Fe, en Tegucigalpa o en otras regiones del país, deben afrontar otro gran reto en su vida, el de integrarse en la comunidad como seres humanos adultos y responsables.

Deben formar su propia familia y poner en valor todo lo aprendido en NPH, el sentido de familia y pertenencia a la comunidad, y ser ejemplo para las generaciones de niños que siguen creciendo bajo el cuidado y el amparo de NPH.

Hoy hemos visitado a Jairo Estrada. Él ha compartido su testimonio de éxito con el equipo de RTVE. Trabaja como contador en una empresa importante del país, vive en familia, esposa e hijos, en una zona tranquila y segura de la capital. También ayuda a que otros jóvenes de NPH encuentren un empleo digno cuando inician una vida independiente.

Más de 100 jóvenes integran nuestro programa de desarrollo juvenil que los proyecta hacia una vida digna fuera de NPH, para que cumplan sus sueños y sirvan a sus comunidades como ejemplos de vida.

Con 25€/mes puedes apadrinar uno de nuestros jóvenes, con 15€/mes puedes hacerte socio de este programa, y con una donación de 120 €, puedes apoyar a jóvenes como Jairo.

Pedimos tu apoyo para poder seguir ofreciendo este programa imprescindible.

NPH en Tegucigalpa – con RTVE

Cuando los niños de NPH Honduras finalizan su formación académica en nuestra escuela hogar rancho Santa Fe en la zona rural de Olancho, se integran en nuestros programas de desarrollo juvenil en Tegucigalpa para finalizar sus estudios de bachillerato, universidad o para aprender un taller vocacional en una escuela de formación profesional de la capital.

Este es el primer paso antes de alcanzar su propia independencia en uno de los países con mayor pobreza del mundo.

Chicas de NPH en Tegucigalpa estudiando
Chicas de NPH estudiando

Pero nuestros jóvenes se sienten preparados, han recibido una formación integral (académica, y espiritual) y el cariño que todo ser humano necesita para vivir responsablemente fuera del hogar en el que han crecido, pero esta vez en Tegucigalpa, una ciudad peligrosa y violenta.

Chicos de NPH lavando ropa
La igualdad de género en acción!

Más de 100 jóvenes siguen un programa de desarrollo juvenil que los proyecta hacia una vida fuera de NPH, donde podrán cumplir sus sueños. Además sirven a sus comunidades como verdaderos ejemplos de vida para las futuras generaciones de niños que siguen creciendo bajo el cuidado y proteccion de NPH.

Chicos de NPH en Tegucigalpa estudiando juntos
Hecho el lavado, hay que estudiar

Con 15€/mes ó una donación de 120€ apoya nuestros programas juveniles en Honduras y ayuda a cumplir los sueños de 100 jóvenes NPH.

Chicas de NPH de ocio
El ocio también tiene que ser

Una obra de amor – con RTVE

Hoy nos hemos desplazado hasta Tegucigalpa, una de las ciudades más peligrosas y con mayor índice de criminalidad del mundo.

Hemos visitado Casa Ángeles, un programa de cuidado residencial donde 14 niños que padecen discapacidades muy severas, reciben todos los cuidados, atenciones médicas y nutricionales posibles.

Niño recibiendo cuidado en Casa Ángeles

Al contrario de lo que pudiera parecer, nos hemos encontrado con una familia feliz de niños que reciben todo el amor y el cariño por parte de un equipo entregado de cuidadores, trabajadores sociales, terapéutas, psicólogos y coordinadores.

Aquí, el espíritu de NPH está más presente que en cualquier otro programa comunitario que NPH desarrolla en Honduras.

Esperamos vuestras donaciones para seguir cuidando esta obra de amor infinita en Casa de Ángeles.